miércoles, 17 de noviembre de 2010

Borrar

…decides empezar de nuevo;

No estás seguro de lo que has hecho, pero piensas que lo próximo que saldrá de tu mente será aún mejor que lo que habías escrito hace dos minutos. Te detienes un minuto a pensar y meditar, y notas que las líneas pasadas quizá te hubieran podido ayudar a continuar escribiendo en este momento, pero es demasiado tarde, ahora esas palabras no están, no se las ha llevado el viento como ocurre en muchas ocasiones, éstas simplemente se borraron de tu pantalla y ahora la observas en blanco.

Quieres escribir, tienes las ganas de hacerlo, pero algo sucede dentro de ti, te vuelves loco por saber si lo que escribes está bien escrito, si lo que escribes tiene coherencia, y prefieres volver a empezar de cero.

Escribes “había una vez” y piensas que es demasiado infantil para una historia seria como la que piensas contar, vuelves a borrar las primeras palabras.

Te martirizas a ti mismo, abres una libreta esperando encontrar las primeras líneas y con lo único que te encuentras son con plagios, prefieres intentarlo tú mismo…

De pronto las palabras se van acomodando, se van llenando y formando ideas maravillosas, que quizá nunca, en todo el tiempo que habías escrito, habías logrado, formas oraciones, tan puras y magníficas que te dejas llevar por ese momento, al diablo con el orden lo único que te importa es hacer que reverberen tus palabras dentro de alguien más, no te importa si les gustarán o no, lo único que quieres es dejarlas salir y que formen sus propios pensamientos, tú eres sólo el medio…

---

***

Tu mente está en blanco, miras un minuto lo que has escrito y…

…decides empezar de nuevo;

2 comentarios:

  1. al menos volviste a escribir, con eso ya avanzaste algo... cuando volveré a verte madre?

    ResponderEliminar