domingo, 12 de diciembre de 2010

Yaaaaaaa

La barrera aún está presente, y me he dado cuenta de cómo puedo dejar de escribir las cosas que tengo en la cabeza, si cada ser humano se expresa como quiere, fotos, sonrisas, ideas, actos. Y me veo cegado por una barrera que me impide escribir con tal fervor, con una emoción y quizá con algo de tiricia mesclada, las ideas que proliferan dentro de mi cabeza.

 

Me asusta pensar en este mundo sin literatura…

 

No sé qué hacer… yaaaaaaaa

domingo, 21 de noviembre de 2010

Otoño

imageLo digo de corazón. Me encantaría escribir una de esas historias en las que la gente quedara fascinada, de esas historias que cuando vas por la calle, las oraciones hacen un eco dentro de tu cabeza y sabes que las líneas escritas muestran una verdad apodíctica. O una de esas en las que con las palabras impregnas aquellas cosas que uno a veces no puede escribir, ahí está la música, un dibujo, un movimiento o lo que quieras; siempre encuentras algo con lo que te identificas. Y créanme que me encantaría, pero hoy mis pensamientos están a kilómetros de estas líneas. Vivo en una realidad de sueños, vivo la realidad que esas palabras me han enseñado.

En fin, life is life :)

Otoño está en casa pero mi corazón está iniciando la primavera.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Borrar

…decides empezar de nuevo;

No estás seguro de lo que has hecho, pero piensas que lo próximo que saldrá de tu mente será aún mejor que lo que habías escrito hace dos minutos. Te detienes un minuto a pensar y meditar, y notas que las líneas pasadas quizá te hubieran podido ayudar a continuar escribiendo en este momento, pero es demasiado tarde, ahora esas palabras no están, no se las ha llevado el viento como ocurre en muchas ocasiones, éstas simplemente se borraron de tu pantalla y ahora la observas en blanco.

Quieres escribir, tienes las ganas de hacerlo, pero algo sucede dentro de ti, te vuelves loco por saber si lo que escribes está bien escrito, si lo que escribes tiene coherencia, y prefieres volver a empezar de cero.

Escribes “había una vez” y piensas que es demasiado infantil para una historia seria como la que piensas contar, vuelves a borrar las primeras palabras.

Te martirizas a ti mismo, abres una libreta esperando encontrar las primeras líneas y con lo único que te encuentras son con plagios, prefieres intentarlo tú mismo…

De pronto las palabras se van acomodando, se van llenando y formando ideas maravillosas, que quizá nunca, en todo el tiempo que habías escrito, habías logrado, formas oraciones, tan puras y magníficas que te dejas llevar por ese momento, al diablo con el orden lo único que te importa es hacer que reverberen tus palabras dentro de alguien más, no te importa si les gustarán o no, lo único que quieres es dejarlas salir y que formen sus propios pensamientos, tú eres sólo el medio…

---

***

Tu mente está en blanco, miras un minuto lo que has escrito y…

…decides empezar de nuevo;

lunes, 11 de octubre de 2010

Reminiscencias

Si bien la literatura, con cada palabra escrita, con cada espacio dado, con cada acentuación y con cada fonograma, nos aproximan a la simplicidad de la realidad; indudablemente estará presente esa barrera, casi ininteligible, y por muy delgada que llegue a ser, la que nos impedirá revivir ciertas reminiscencias que sin más ni más el tiempo poco a poco deflagra.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Miras al cielo

image

Miras al cielo y algo dentro de ti te está llamando, no es tu corazón, ni tus pulmones, y mucho menos tu cabeza, pero alguien te está llamando. Miras al cielo y te cuestionas. Miras al cielo y te preguntas por qué eres diferente a los demás; te sientes diferente, sin importar que todos seamos físicamente iguales. Miras al cielo y te recuerda a la claridad del río que pasaba por tu casa, y no por el que está sobre ella. Miras al cielo esperando que cuando bajes la mirada la hipocresía haya desaparecido. Miras al cielo y te tapas los oídos para ignorar a los idealistas. Miras al cielo para no mirar la irresponsabilidad de tus mandatarios. Miras al cielo para evitar esas mentiras que cada día son mucho más evidentes. Miras al cielo esperanzado que éste no se nuble y arrebate lo poco que tienen algunos. Miras al cielo porque por muchas palabras que uno escriba éstas no cambiarán nada de lo que pasa. Miras al cielo y poco a poco las reminiscencias de tu vida se van diluyendo. Miras al cielo esperando ver la imagen de tus padres en alguna nube porque las lápidas en las que los viste la última vez han sido arrasadas por otros más. Miras al cielo porque te has cansado de que todo mundo tenga que ver hacia abajo. Miras al cielo porque quieres perder el miedo a salir, porque extrañas el caminar por caminar. Miras al cielo por la impotencia que sientes. Miras al cielo porque quisieras olvidar que alguien alguna vez te dijo que lo material es todo. Miras al cielo escudriñando balaceras que no deberían existir.

Pero realmente miras al cielo porque estás harto del México en que vives.. por eso, por eso prefieres mirar aunque sea un minuto a lo que alguna vez fue nuestro cielo.

ni chus ni mus.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Te sigo extrañando

Es una mañana fresca y no como todas las mañanas del mes de septiembre. Pongamos que es una mañana de mayo, de esas mañanas de mayo que el sol va levantándose por algún lado de lado derecho. Los pájaros uno a uno van saliendo de sus pequeños nidos a dar la vuelta. Vas manejando con las ventanas abajo pues es una mañana de mayo y si no las aprovechas en septiembre te estarás arrepintiendo. Tomemos como principio que esta mañana es sábado, ¿a quién no le gusta el sábado? Realmente los sábados son maravillosos. Entre todo esto hay algo que no se te ha ocurrido mencionar en todo el relato; te la has pasado pensando en ella; quieres olvidar la oración que acabas de escribir y mejor escribes la siguiente: Me la he pasado pensando en ti. Te suena mejor pero preferirías podérselo decir de frente. Por momentos se te olvida que vas manejando, sólo piensas en cuánto la extrañas, pero no lo dices sólo por decirlo, realmente la extrañas, y sólo han pasado cuarenta y ocho horas desde que la viste; Sacudes la cabeza en zic-zac para darte cuenta que sabina te acompaña, ya es medio día aunque para ti sólo hayan pasado dos horas. Te estacionas y comienzas a bajar del coche, Cómo la extrañas, de verdad que la extrañas, extrañas su sonrisa, su cabello, la extrañas y mucho. Aparece frente a ti, como si te estuviera esperando, sonriéndose como si hubieran pasado minutos desde la última vez que se vieron, se miran, y ambos saben que se están mirando a los ojos sin importar que estén muy lejos para poder hacerlo. Románticamente abres los brazos para recibirla, y recuerdas que con cada hasta pronto que se dijeron, estaba incluida la bienvenida. La acurrucas entre tus brazos y te pregunta.

¿Me extrañaste?

Y dices: Como no tienes una idea, incluso aunque te tengo entre mis brazos, todavía te estoy extrañando.

Terrenal

Y con cada bocanada que mi cuerpo exige, el mundo terrenal se va terminando, siento que la ingravidez de la vida se hace mucho más vulnerable; mi piernas hace algunas horas me dejaron de doler, los brazos se van llenando de plumas que se vuelan con el aire. La bicicleta todavía respira, y aunque los frenos están rotos, me pidió que continuáramos.

Hasta que con cada bocanada que mi cuerpo exige el mundo terrenal, se va terminando.

image

sábado, 28 de agosto de 2010

Parámetro

No se puede afirmar con palabras que de sueños uno vive, no se puede escribir con sueños de los que uno ya olvidó, se escribe con ideas y con verdades, con falacias incrustadas, con remembranzas llenas de neblina y centellares de alegrías, con diez mil desilusiones y con deseos existenciales; se escribe con amores atravesados y con peleas entrecortadas, con triunfos no merecidos y con derrotas jamás remuneradas, se escribe con agresiones y sobre todo con ignorancias, se obtiene cuando no se pide, y se pierde cuando se deja de necesitar. Se ciñe cuando se es débil y se derrota cuando es fuerte. Se enseña cuando uno menos sabe, y se aprende cuando más se conoce. Se quiere cuando más egoístas somos y se es odia cuando más nos interesa. Se dice cuando no se piensa, y se piensa cuando más atormenta. Se toma cuando está prohibido y se suelta cuando es indispensable.

Así es como se vive, por alguna razón la mayoría seguimos el mismo parámetro.

sábado, 14 de agosto de 2010

Unidos por una Liga

image

Justamente me preguntaba la hora aunque es de esas preguntas de las que uno nunca se quiere responder en realidad. Alguna que otra gota de agua caía sobre nuestras caras sonrientes, pienso que probablemente te caen más a ti que a mí, y sé que es cuestión de suerte. Me causa gracia todo lo que hemos pasado mientras jugamos a quitarnos una liga, de esos juegos en los que sabes que yo podría haber ganado, pero ganaste tú. Todas las risas, miradas furtivas y sobre todo fulminantes que nos lanzamos el uno al otro nos parecen dan divertidas, de esas diversiones que son pocas pero cómo alegran la vida por eso me decidí a escribir algo porque es interesante recordar que nunca me había sentido tan feliz perdiendo en algo. Las ligas puede hacer muchas cosas, un de sus cualidades es unir cosas, y mira, qué casualidad.

Ahora estamos mucho más unidos, y sólo por una liga.

jueves, 12 de agosto de 2010

image

7:10 de la mañana y te quiero con todo el principio del día.

Te quiero con las palabras que nunca te he dicho. Te quiero con todas las sonrisas que nunca te he regalado, con todas sus acepciones que dejamos de lado porque nunca quieren salir cuando estamos juntos. Te quiero con esos semáforos en rojo de los que nunca hacemos caso. Te quiero con esas buenas y curiosas experiencias que nos hacen recordarnos el uno al otro. Te quiero en nuestra distancia física, en cada brinco que damos en el tiempo cuando nos decimos un Te quiero.

Te quiero, y B A S T A N T E :)

miércoles, 4 de agosto de 2010

Al alba

image

Tengo el miedo atravesado en los huesos, en las venas, incluso hasta dentro del corazón. Se siente el palpitar en todo el cuerpo. Había olvidado lo que es tener miedo de verdad. Una mano al volante, mientras los cambios los va efectuando la otra, el cuerpo está manejando pero no voy manejando. Se edifica en meses, para algunos, en años, se destruye en segundos, en palabras, en remordimientos.

Un coche se atraviesa.

Y el cuerpo tirita por el crepúsculo….

viernes, 30 de julio de 2010

miércoles, 21 de julio de 2010

Dulce

image

Sabes algo, le dijo mientras iban bajando las escaleras eléctricas. Existe un dulce del que podría no empalagarme,  Ah ¿sí? y ¿cuál es?

El dulce de tus labios. Y le sonrió como quizá nunca le había sonreído.

lunes, 19 de julio de 2010

Amor de Literatura

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todavía recuerdo el sonido de tu voz por las mañanas. Fueron tan pocas las que vivimos juntos que para ti mujer casquivana podrían haber sido indiferentes; pero para mí sabes que nunca lo fueron.  Recuerdo que apenas abrías los ojos y te levantabas como si la cama te quemara las entrañas, te justificabas diciendo que la vida no se podía desperdiciar en algo tan sencillo como es descansar más de lo necesario. Por eso el día que te quedaste conmigo abrazándome sabía que las cosas iban mal. Cambiar la mentalidad de alguien a veces resulta complicado pero cambiar la tuya es todo un reto. A veces quisiera que mis palabras te llegaran a alguna parte. Pero si comprendieras que me dejaste con tanta sed de ti quizá no hubieras volado. Razones no te las puedo dar, nunca fui tan bueno con las palabras.

Hace más de dos meses que no estás acá. Y lo único que hago es pasarme buscando en los libros a alguien como tú. La vida real es para los ilusos. Tú no eras una mujer real, eras más literatura de lo que eras de real. Por eso me inventaré una historia, una historia en la que te pueda imaginar, en la que te pueda sentir como aquellos días en los estabas conmigo. Una historia para que cuando las personas la lean. Sepan que hay amores reales, de caricaturas, ilógicos, estúpidos, divertidos, tristes, de todo tipo, pero nunca habrán conocido la historia de un amor de literatura.

viernes, 16 de julio de 2010

Los amantes sangran juntos

No es acerca de mí o de ti. No es acerca del amor tampoco. Nuestra existencia tiene un propósito más exquisito, más profundo. Más importante que tú, mucho más importante que yo, y más grande que el amor.

De eso estamos hechos tú y yo, juntos. De la caótica pero monumental grandeza que existe entre los dos. Todo este tiempo, toda la existencia humana, todo lo que hace que el universo sea lo que es ahora, conteniéndonos a los dos en el mismo espacio y tiempo, nada de eso es coincidencia. Ésta fría penumbra, el agua caliente, el espacio entre tu piel y la mía, las estrellas que se forman entre tus dedos, todo esto, somos sólo tú y yo. Sólo tu y yo.

Acerca de eso se trata la vida, acerca de esto se trata todo, acerca de tú y yo, juntos. Por eso la tierra sigue girando, por eso el sol sigue brillando, somos tú y yo. El equilibrio entre lo que perdura y lo que perece, entre un final deslumbrante y un para siempre. Eso somos tú y yo. Así de importantes somos tú y yo.

Se lo debemos, entonces, al universo. Le debemos el ser cautelosos, con todo lo que tenemos entre las manos. Debemos ser cautelosos porque somos la luz que hace que la oscuridad tenga sentido, la sombra que busca el calor del cuerpo cercano, somos todo, tú y yo.

La existencia entera, los planetas y las galaxias, dependen de este momento, justo ahora, mientras yo estrecho mi mano hacía ti con la burda esperanza que tú la tomes entre la tuya, que me unas contigo y mates la distancia entre mis dedos y tu alma y me dejes ser parte de ti.

Tan importante y glorioso es este momento, que el tiempo que se lo lleva todo, decidió detenerse para que tú tomes tu decisión, los astros están pendientes de tus ojos negros, buscan, al igual que yo, que brillen nuevamente con esa luz poderosa que sólo puede encontrarse aquí, conmigo y contigo, juntos. Solamente juntos.

MP, siempre MP

jueves, 15 de julio de 2010

Nomeolvides

image

Si vieras con cuántas ganas me imagino al mundo lleno de vida, pero las cosas ya no son lo mismo. Nomeolvides es un curioso nombre para una flor que tú me diste.

Y de la flor todavía me acuerdo.

martes, 6 de julio de 2010

Neblina

image

Y aunque sé que caminaré y continuaré caminando hasta donde mi cuerpo aguante, me anonada el silencio tan siniestro de la niebla. Hoy tengo miedo hasta de mi propia respiración. Afuera llueve, y adentro también. Y me da coraje porque estando en este estado, apunto de dejarme llevar por las palabras, y éstas mismas se niegan a llegar, se dan el lujo de permanecer encerradas en alguna parte de mí. El mismo cielo se está azotando. Es otra noche nublada para mí. Para ¿cuántos más es una noche nublada? ¿Para ti es una noche nublada? Tengo miedo, ¿lo tienes tú?

Sé que seguiré caminando, quizá nos encontremos en la neblina, quizá no, pero caminaré hasta que mi cuerpo aguante.

miércoles, 23 de junio de 2010

Transido

No tengo las energías suficientes para estar despierto, los ojos comienzan a claudicar, las manos ligeramente a desvanecerse; transido. Así me siento hoy, pero me importa un bledo mi pequeño mundo, me deja de importar todo porque tengo todo lo que necesito, respirar es necesario, me pregunto a mí mismo, es necesario para algunos, yo prefiero llenarme de tu olor, y si de alimento se tratase, preferiría vivir de tus besos. Y créeme que no soy el único, toda persona que lea este blog tiene alguien a quien decírselo. La única diferencia es que esta entrada es para ti.

Te quiero.

viernes, 18 de junio de 2010

Adiós A Un Maestro

Donde encontrar un Don José que me de las fuerzas para hallar al amor de mi vida, en qué techo estarán las circunlocuciones para deshacer el marasmo en el que vivo encerrado. La alfarería nuevamente no tiene trabajo, y el horno cada día se hace más viejo, Encontrado hace mucho que no mueve la cola mostrando alegría. En qué páginas encontraré un Caín que desafíe toda ley escrita, y qué sucederá con el revolver que tengo escondido en mi cajón por si mi duplicado aparece. Ahora que conozco el valor de poder ver, prefiero ser ciego para entender a la humanidad. Cómo caminaré las calles de Portugal sin tener al mejor guía acompañándome, Qué sucederá con el niño que tuvo un infancia difícil y que su único refugio fue el empezar a conocer. Qué haré con la pequeña chispa que me incita a poner un <<no>> donde no debería estar. Cómo me levantaré sin escuchar al Almuédano cantar por la mañana. Dónde estarán las palabras que me llenen de vida, de sabiduría. ¿Cómo haré para volver a comprender la irrelevancia e importancia de la ortografía?

Hoy entiendo por qué nunca me gustaron el final de sus libros, por el simple hecho de que no quería que terminaran, lo mismo me pasa con el final de su vida.

saramago

martes, 15 de junio de 2010

Pasará…

Si vieras con cuánta curiosidad volteo a ver los camiones verdes, esperándote encontrar en la ventanilla sentada, viendo el camino o leyendo un libro, sin hacer nada o haciendo todo; Si vieras con cuánta curiosidad lo hago. Pasará, pasará como cuando nos encontramos por primera vez, sin saber que nos encontraríamos, las cosas nos salen mejor sin que podamos planearlas, por eso sé que el momento llegará, y algún día nos pasará…

miércoles, 9 de junio de 2010

<3

 

Te quiero <3

No tengo más que decirte.

jueves, 3 de junio de 2010

Libro

image

…y para cuando tomé tu mano sentí que el cielo y las estrellas reverberaban a lo lejos, tu pelo negro y largo envuelto entre mis dedos, arrancándome en aliento sin poderlo retener. Déjame demostrarte que la vida y el amor que nos tenemos durará hasta que tenga que durar.

Si mil palabras no bastan para podértelo demostrar, recuerda que en nuestro libro no se perderán JAMÁS.

jueves, 27 de mayo de 2010

Árbol

image

Me detuve bajo un árbol grande, con sus ramas gruesas, ásperas pero con un olor tan diferente, un olor que me recuerda a ti. Cuántos años han pasado desde que lo plantamos, apenas yo siendo un mocoso que nunca se quedaba callado y tú un señor grande y sabio. La insignia de nuestros nombres es cada vez menos visible, no cabe duda de que el tiempo arrasa con todo a su paso; Me es imposible evitar que las lágrimas corran por mis mejillas, y es que cuánto te extraño, cuánto haces falta en mi mundo,  vengo a regalarte las pocas palabras que me salen, y es que con forme te voy platicando, un nudo más y más grande aparece, no te preocupes por mí, ya veré lo que le diré a mi madre cuando me vea con los ojos llorosos, este es nuestro momento, un momento entre abuelo y nieto. Ayer por la mañana me encontré un camión de esos que tú manejabas, sé que me dijiste mil y un veces que cuando no estuvieras jamás volviera a preguntar por ti, pero no pude evitar volver a escuchar las grandes hazañas que tuviste aquí, si vieras cómo puso los ojos aquel señor cuando le pregunté si te conocía. Habrá muchas cosas que cambian pero hay otras que no, por eso estoy aquí, tu recuerdo vive conmigo, ya es hora de que me vaya, como bien decías, el tiempo nunca se retrasa, disculpa por tallar el árbol pero no quiero que desaparezcas de mi vida.

Te quiere, tu nieto el que nunca se callaba… :)

domingo, 23 de mayo de 2010

Esperando

image

El cielo está diferente, las plantas, los árboles, el lago, la montaña, y cada unas de las cosas que aquí habían me recuerdan cómo era amar, hay algo en fondo de la imagen que no logro dilucidar, he estado sentado en este lugar viendo cómo todo se transforma, en cambio tú sigues sin estar aquí, y lo curioso es que aún amanezco esperando que algún día te conviertas en realidad.

martes, 18 de mayo de 2010

Soplido

image

Si vieras las fuerzas que tengo de volar el día de hoy, lleno de sueños, de palabras, de canciones y sobre todo libre de peso, me envidiarías. Me cansé de ser tu marioneta en un mundo teatral, me habías abandonado en un escollo pero mira cómo empiezo a volar por mi cuenta sin que me estés presionando de ninguna  manera. Estoy a la espera de un soplido, sólo uno.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Yo, no.

Me desperté por la mañana, apenas el sol salía y ruido de la secadora de la vecina ya se escuchaba por toda la casa. Es mi segundo mes de estar enfermo; todavía no puedo asimilar lo que es estar enfermo de por vida, incluso y al igual que hace dos meses mientras estaba en el hospital recibiendo los estudios de sangre que me habían hecho, esperaba que me diagnosticaran alguna enfermedad que doliera pero nunca que me llegara a matar. Lo que tengo es mucho peor de lo que creía, el nombre es lo de menos, la necesidad de nombrar todas las cosas quedó atrás para mí.

Me levanto y me veo al espejo y ya me siento un poco más muerto, incluso parece que el cabello que tenía se va debilitando cada vez más, mis brazos y mi pecho empiezan a perder forma, y las ojeras que me cargo, parecen ser a cada momento mucho más profundas.

Es triste pensar que mi vida se va acabando un poco más por algo que alguna vez me dio la vida, pero bueno a todo el mundo le está pasando, me resulta interesante pensar que la gente cree que la muerte es un tabú, bueno es eso mientras uno está sobrio.

¿Que si he pensado en suicidarme? Nah el suicidio es para los débiles, para los que no tienen agallas de enfrentar lo que les está pasando, y si hay algo que me sobra es valor, por eso nunca me voy a suicidar, es más, nunca nadie me escuchará quejarme, cada uno tiene que vivir lo que le toca, y esto es a lo que yo me atiendo, por eso quisiera volar, irme mucho más lejos de lo que nadie nunca pueda tenerme lástima, desprecio cada momento en el que alguien me mira y suelta palabrejas como, Mira qué demacrado se ve, La enfermedad lo ha destruido.

La poca medicina que me diagnosticaron es una basura, inhibe el dolor por algunos momentos, pero me deja una resaca como si hubiera bebido dos botellas de tequila sin detenerme, por eso decidí sólo tomarla unos minutos antes de ver al doctor, así me ahorro una decena de palabrerías que empiezan por algo tan simple como, Sino cooperas no te sentirás mejor, Pero de todas formas siempre me siento igual, es peor cuando me tomo esa medicina, respondo yo.

Adoro los panteones, siento que estoy más cerca de donde debo, un paso más cerca de la muerte, que viene postergando su cita desde hace ya varios días, curiosamente tengo todo preparado para mi funeral, es increíble lo que puede hacer el dinero, sólo bastaron cinco mil pesos para que todo quedara como yo quería, Ein Deutsches Requiem sonando de por vida en mi tumba, y sin que nadie de mis familiares pudiera saber donde estoy. ¿Qué muerte más pacífica podría tener?

Ah bendita muerte que tanto espero, mi cuerpo tiene miedo, por supuesto que tiene miedo pero; yo, no.

image

jueves, 6 de mayo de 2010

Nubes doradas en el cielo

Nos arrancaron de la orilla del cielo, donde el cielo es sólo nuestro reflejo mirándonos hacia abajo, y nos trajeron hasta acá. Tú amabas la manera en la que el aire se movía y ahora, no puedo respirar. Tú y el mundo han comenzado a fundirse en uno solo.

Nos arrancaron de la orilla del cielo y nos trajeron a un mar negro. Nos ven con desprecio y se burlan de lo débiles que somos. Sin embargo yo sé que nosotros no somos los débiles aquí.

El tiempo juega con ellos, así como alguna vez jugó conmigo. Su ignorancia está por encima de los parámetros de la naturaleza. Ellos creen que son los reyes aquí mas son sólo patéticas marionetas que no pueden ver sus propias cuerdas.

Todo es huracán, todo es tormenta, todo es calma y paz al mismo tiempo. Nada es nada, nada es hermoso y nada es lo que me gustaría ser algún día. Nada para ellos, nada para ti, incluso nada para mí. Simplemente, nada, no existe algo más majestuoso.

 

Si pudiera robarme un relámpago y dártelo en la mano lo haría, si pudiera hacer las olas del mar en forma de luciérnagas, lo haría. No lo puedo todo pero hay pocas cosas que no haría por ti. Incluso vivir aquí, en este mundo que detesto, que me detesta, que me da igual, que me ama y que amo.

No puedo definir lo que es morir aquí, contra mi voluntad. No sé si es lo más monumental que me pudo ocurrir, o simplemente la decisión que nunca tomé. De cualquier forma hay algo hermoso acerca del final y no radica en pensar en el principio, no es valorar la vida, sino simplemente estar aquí, ahora, morir sin aire, en el mar más oscuro que jamás se ha visto. Mi muerte posee más belleza que todas mis palabras que no son nada, que lo son todo, que no saben nada y al final de cuentas nunca les hizo falta para formar nubes doradas en el cielo. image

Ya no te veo a ti. No me veo a mí. Sé que tú no vas a morir aquí, el mundo sería demasiado justo si nos arrancaran de nuestros cuerpos al mismo tiempo. Espero no pienses en mí nunca, no quiero que me recuerdes ni que recuerdes cuánto te amé. Eso carece de importancia. Yo ya no estoy aquí, nunca estuve aquí. Fui lo más irrelevante que el mundo conoció y ahí radica mi grandeza.

Mientras la noche se dilata, diré tu nombre con mi último aliento. Con lo poco que me queda de conciencia, imaginaré tu rostro en la oscuridad. Después de todo, tengo la determinación de morir con una sonrisa en la cara. No para morir feliz ni nada parecido, simplemente para hacer de mi muerte la más grande de las ironías.

 

MP siempre MP

domingo, 25 de abril de 2010

Situación

image

Para cuando notó que el tiempo había volado, prefirió quedarse callado. Su corazón palpitaba a ritmos incontrolables, rápido y después tan lento que sentía que flotaba. Momentos largos en minutos tan pequeños. Qué situación más bella la que viven estos dos. Caminando en un tiempo diferente al que todo mundo vive, fuera de toda circunstancia que los rodea, fuera del clima, fuera de todo espacio que se les pueda presentar. Así, tan cerca el uno del otro, sonriéndose y jugueteando como nunca se les había visto. Entrelazan sus dedos y pareciera que sus corazones van en ese movimiento. Abren los ojos descubriéndose el uno al otro, se sonríen, se abrazan. Qué bello es esto me digo a mí mismo. A la par comienzan a cerrar los ojos, se mantienen así, él le da un beso en la mejilla, y suelta en dos palabras, más letras de las que escrito aquí. Sin lugar a dudas, ¡qué linda situación!

 

El tiempo sigue avanzando y junto con ella, nuestra historia va tomada de la mano, esto es para ti a la que se llevó mi corazón, a ti, siempre a ti.

Te quiero.

martes, 13 de abril de 2010

Respiro

 

Cierro los ojos. Trato de escuchar el sonido de mi respiración. Algún tipo de música comienza a llevarme lejos. Se van mis pensamientos, y con ellos mis problemas del día. Uno olvida lo revitalizando que puede ser la música. Aún con los ojos cerrados, me imagino que estoy en otro lugar. Un lugar lleno de vida, lejos de esta ciudad que por momentos me agobia, lejos de semáforos, de tiempos, lejos de muchas cosas.

Hacía tanto tiempo que no me sentía tan en paz.

Date un respiro, a nadie le cae mal

:D

domingo, 4 de abril de 2010

Palabras De La Noche

Siempre tiene que ser de noche para cuando escribo. Fuera de ruidos, fuera de luces, fuera de problemas, fuera de muchas cosas. Escribo sin volver la vista atrás, sin ver las faltas de dicción que puedan ir apareciendo mientras el corazón va dictando a los dedos; escribo porque tiene mucho tiempo que no lo hago, escribo dialogando con el que escribe, mientras pienso en lo maravilloso de las palabras, en sus sonidos, y en sus letras, en todo.

Y vuelvo a pensar, (pero esta vez es diferente) pienso en lo que ha sido la última semana, en las últimas horas de mi vida, en los últimos segundos, en el ahora. A veces uno se olvida de lo fácil que puede cambiar la vida, de lo simple y enorme que pueden ser las cosas, de la diferencia entre hacer y (no) hacer, de decir y de (no) decir. A veces uno olvida.

Y es que a decir verdad las cosas han cambiado de dos meses a la cuenta, mira lo que son las cosas, mis papás hoy están de vuelta, fueron veinticinco días los que estuvieron fuera de casa y hoy están de vuelta, si alguien me preguntara si los extrañé, diría que no, pues para mí la palabra extrañar está ligada con extrañeza, mejor pongamos la palabra, Valorar, está más apegada a la situación con la que me identifico. A veces uno deja de ver alguna cosa y siente que le falta algo, se siente diferente, y la dicotomía aparece: adaptación o resignación. Siempre he preferido la segunda opción, ser indiferente a las cosas nunca ha sido parte de mí.

Vamos, apenas siento que llevo tres párrafos y con ellos me voy sintiendo cada vez mejor, pero aguarda, todavía no estamos en el Absurdo, aquel punto donde las cosas llegan a su máximo esplendor y después comienzan a perder poco a poco la magia que llevan consigo.

Y cómo quisiera que los Absurdos no existieran, pero siempre son necesarios, las cosas siempre duran un poco más de lo que deberían, y esa inercia, ese sencillo trayecto te cambia la vida. No los recibimos en cajas pequeñas, o grandes, o con una gran etiqueta sobre la que esté escrito lo valioso que es el momento, no, así no funciona la vida. En realidad creo que nada funciona así. Yo no sé. (Yo nunca sé, si a alguien le nace preguntarme de dónde se pueden sacar tantas ideas, mejor pregúntale al niño que tiene una sonrisa dibujada con picardía, al libro que lleva mucho tiempo cerrado sin que nadie lo abra, pregúntale al perro que tiene horas sentado esperando que sus dueños aparezcan, a ellos debes preguntarle, no a mí, nunca a mí).

 

 

 

 

<<Silencio, siempre hay un silencio que es inevitable, un silencio que nos permite analizar las cosas hasta el grado de creer entenderlas, porque hay una gran diferencia entre entender, saber y comprender, es por eso que hay un silencio entre estas líneas un silencio absoluto, un silencio mágico, pero sobre todo un silencio>>

 

 

 

 

Las palabras son así de dulces, así de maravillosas, soy eso, palabras; palabras bajo la noche, bajo el cielo en el que las estrellas ya no son el principal entretenimiento, por eso decido ser palabras, palabras sin ruidos, palabras sin luces, palabras sin problemas, por eso y exactamente por eso, soy palabras, simplemente palabras de la noche.

 

 

A ti, que por lo visto eres mi inspiración.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Palabras

Las palabras llegan mientras estoy sentado, comienzan a tomar un orden que en lo personal me parece incomprensible,  <<but no one cares>>. Continúo esperanzado en que las palabras irán tomando un orden, en que se irán acomodando para formar palabras y después oraciones, quizá alguna idea, pero para estos momentos ya no sé ni por qué escribo, las ganas de plasmar las palabras se esfumaron, se fueron a la luna o quizá a Argentina, últimamente todo lo bueno parece estar allá. ¡Damn! yo y mis malditas ganas de Gauloises, de literatura y de amor, de Gauloises, de amor y de literatura, al parecer no me canso de esas tres cosas, Si bien fueron el opio de los años cincuenta hoy, hoy quisiera volver a los tiempos del Jazz, (Cuestión de estética, todo es cuestión de estética, palabras por aquí, y unas cuántas por allá, tachamos una, mientras pensamos en otra, te pasas el semáforo con luz roja, duermes escuchando a Chopin, todo es cuestión de estética).

Y (te) escribo en un renglón separado porque tú vas más lejos de lo que va la literatura, vas más allá. No eres unos párrafos entre muchas letras, no eres ideas que van llenando algún espacio en blanco. Son palabras que están en mi (no) literatura, son muchas palabras, quizá no comprensibles, inigualables. Yo no venderé nunca un best-seller eso lo dejaré para los grandes, yo soy demasiado pequeño para un mundo tan inmenso. Cada quien decide la estética que quiere, (todo es cuestión de estética) la literatura que lee (la no literatura que lee), yo por eso escribo, por entre las prioridades que están en el mundo,                             tú eres la mía.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Despertar

Para cuando por fin decidió levantarse, el sol ya había comenzado a salir, a lo lejos se vislumbraba el cielo naranja tan lleno de ideas, de nuevas esperanzas, de alguna que otra nueva batalla, <<Pero>> tenía que bajar la vista, tuvo que bajar la vista y ver que la ciudad aún estaba ardiendo, las calles apoltronadas de soledad, de egoísmo, de miseria; vio alguna que otra pelea entre dos mujeres, a un perro deshaciendo su cola a mordiscos, a un niño fumando marihuana,  a un policía aceptando dinero por algún crimen menor, a su vecino desfalcando un coche ajeno, vio pederastia, dolor, vio, circunlocuciones <<es demasiado temprano para levantarse>> se dijo a sí mismo, a la par que se volteaba y se metía, de nuevo en la cama.

image

jueves, 18 de marzo de 2010

Condenarte al olvido no regresa el tiempo perdido

Veo el mundo desde un ángulo diferente desde que llegaste. Sé que te quedarás para siempre en mí. Pudiste haber sido más, pudiste haber sido menos, más fuiste todo lo que podía pedir que fueras para mí. Mi imposible, mi despertar, mi más grande deseo desbordándose y transformando todo lo que toca en aire. Aire que respiro, aire que me mata, aire intoxicado de ti.

El cielo está hermoso ahora, me recuerda a ti. El viento acaricia mi rostro mientras lo observo pasmado por su belleza. Se ve complicado y completo como tú. Será difícil soportar tu ausencia con el cielo recordándome a ti todo el tiempo, más creo que de una manera u otra, todo saldrá bien.

Nunca te tuve así que esto no es realmente perderte, solo es regresar ese pequeño pedazo que me prestaste por un tiempo determinado. Me ha costado trabajo, pero ahora sé que es así como tenía que ser. Así es justo como tenía que ocurrir.

Sé que el tiempo que hemos pasado juntos, lo que hemos compartido, aunque nunca fueron caricias o besos, van a durar para siempre. Sé que durará en ti así como durará en mí. Me llevo un pedazo de ti hasta mi tumba, sabiendo que para alguien serás un ángel, así como lo fuiste para mí y quizá, si ese alguien tiene suerte, te conservará para siempre.

Ahora te pierdo sin haberte tenido, te dejo ir contra mi voluntad. Eres la contradicción más grande, eres un día gris, una nube que se va y no regresa, la presencia que nunca estuvo aquí, palabras sin sentido que rebotan en mí, un vacío que llena, eres tú conmigo, tú sin mí.

Espero que la vida te trate bien, espero que nadie te quite ese brillo, espero que alguien te valore de la misma manera en la que yo te valoré siempre, pero más que nada, me voy esperando verte de nuevo. No importa cuándo ni dónde, simplemente verte brillar otra vez.

Tú eres la que haces que mi vida sea como es ahora, tú eres la razón por la que soy lo que soy ahora. No puedo arrepentirme de ti, aunque quisiera. Eso invariablemente cambiaría lo que siento y lo que pienso. Aunque me dueles más de lo que te imaginas, eres a la vez lo más hermoso que me ha pasado. Mi irrealidad, la que quisiera ver todos los días, la que nunca veré más que en mis sueños.

Te esperaré por siempre en una tierra de irrealidades y sueños, donde las cosas me salen bien, donde tu amor y el mío son el mismo. Te estaré esperando en la tierra dónde nos cruzamos.

 

MP, siempre MP

lunes, 15 de marzo de 2010

Y Suspiro

Y suspiro,

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejo el espacio en blanco porque no tengo palabras para poder escribir, dejo el espacio en blanco porque como siempre he dicho, existen momentos en los que las palabras sobran, en los que no hacen falta, en las que son innecesarias.

Hoy va de pocas palabras porque qué más te puedo decir, qué más te digo, estoy feliz, así de sencillo.

Qué más podría escribir, si todos mis pensamientos van de ti, ayer preguntaste que si te pensaba, y vaya que lo hago, inconscientemente me la paso pensando en ti, tal y como ahora lo estoy haciendo al ver que tengo la pulsera que dijiste que debía cuidar, WWJD, te suena, pregunto yo. Hoy estoy extremadamente contento, a tal grado que siento que lo escribo no tiene sentido, pero qué más da, hoy escribo poco porque te has robado mis líneas, hoy escribo poco porque te has robado mi pensamiento, pero ambos sabemos que es por otra cosa, ambos sabemos que escribo poco, porque te has robado mi corazón.

 

 

 

 

 

 

 

Nuevamente suspiro, suspiro,           suspiro,                                    suspiro.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Bajo la Lluvia

Está lloviendo otra vez…

El sonido de la lluvia contra el suelo a mi alrededor está lejos de ser confortante, si acaso, me vuelve loco, llenándome de silencio y de un sentimiento de vacío y soledad.

¿Te acuerdas?

Estaba lloviendo igual que ahora cuando te conocí… bailabas a la mitad del bosque, dando vueltas en el aire. Las gotas de lluvia caían encima de ti, colgándose de tu hermosa piel mientras tu pelo mojado caía sobre tu espalda. Pero aún así te veías hermosa, más hermosa de lo que podría describirte. Eras como un ángel. Tal vez lo eras.

Me enamoré de ti ese día.

Una parte de mi, sabía que estaba mal. ¿Cómo podía enamorarme de una chica desconocida que bailaba en la mitad del bosque? O tú estabas loca o yo aún más. No sabía qué significaba cuando me mirabas a los ojos, lo que sentía, no tenía explicación alguna. Todo lo que sabía era que se sentía bien… incluso correcto. La lluvia lavó todas mis dudas e inseguridades esa noche. Todo lo que podía ver, eran tus ojos.

“¿Quieres bailar conmigo?”

No me pude negar.

Bailamos juntos, los dos mojados hasta los huesos pero nunca nos importó. No, no bailamos juntos, bailamos uno con el otro. Sí, supongo que suena raro pero no hay otra manera de describirlo. A veces nuestros brazos o nuestros dedos rozaban y sentía algo cálido que me envolvía. Fuimos libres ese día, sin ninguna preocupación en el mundo.

Prometiste que ahí estarías cuando regresara, así que me fui. Regresé el día siguiente, un día soleado, y no estabas ahí. Me sentí vacío y solo.

Al otro día, llovió. Fui al bosque y ahí estabas.

“¿Bailas conmigo?”

No pregunté dónde habías estado o por qué sólo salías cuando las nubes negras cubrían el cielo azul y la lluvia comenzaba a caer. Las preguntas se sentían tontas en ese momento. Me las dejé para mí mismo y comencé a bailar contigo otra vez. Esta vez, acabamos bailando juntos, con tus labios firmemente apretados contra los míos.

No volvió a llover por una semana después de eso, y pasé el tiempo solo, porque sabía que no estarías ahí. Pero volvió a llover, y rápido fui a verte.

No estabas bailando cuando llegué.

“¿Quieres?…”

Bailamos diferente ese día, tumbados en el piso del bosque, nuestros cuerpos entrelazados de cierta manera. Sabías a lluvia y cuando me sonreíste, con esa sonrisa llena de sentimiento y honestidad, por primera vez en mi vida, me sentí completo.

Llovió el siguiente día.

No estabas ahí.

Todavía no entiendo por qué. Tal vez hice algo mal. Tal vez te cansaste de la lluvia así como te habías cansado del sol alguna vez. No lo sé. Pero no estabas ahí ese día, ni el día siguiente. Me dejaste con el sabor dulce de tu memoria y de nuestro último baile y eso no estaba cerca de ser suficiente.

Todavía no estás aquí. Aunque yo esté sentado aquí en la tierra húmeda, muriéndome de frío y completamente mojado, no vienes. Pero no me muevo. No puedo. Tengo miedo de que tú te decidas finalmente a regresar. Tengo miedo de que si me voy, te extrañe. Todavía me aferro a la esperanza de que existe la posibilidad de que regreses y me vuelvas a pedir que baile contigo.

Me pregunto dónde estás… ¿Acaso no sabes?

Está lloviendo otra vez…

 

 

MP, siempre MP

lunes, 8 de marzo de 2010

Sonrío

Sonrío y no dejo de sonreír desde que te conozco, es algo curioso que me sucede con tan sólo verte, con imaginarte, con pensarte, rememorarte, o dilucidarte de alguna extraña forma que sólo la imaginación puede lograr. Sonrío y vuelvo a sonreír, por saber que de alguna forma nuestros caminos se cruzaron, porque nuestras miradas se entrelazaron; sonrío porque sé que existes en un el mundo, y no sólo en el mundo sino en mi mundo; sonrío por cómo eres, sonrío por cómo me haces sentir, por cómo el mundo se reduce a segundos eternos, a instantes infinitos, sonrío porque por alguna extraña razón sé que cuando leas esto, una sonrisa, quizá pequeña, quizá grande, aparecerá entre tus labios, podría suponer muchas cosas, incluso, dejar que la imaginación vuele y no regrese por un largo tiempo, pero estoy aquí dejando las palabras, inmortalizándolas, quitándoles el tiempo, plasmándolas de manera que nunca se vayan, que nunca se pierdan.

No sé si al leer esto sientas lo que yo al escribirlas, no sé muchas cosas, quizá no sepa nada, pero sonrío y no dejo de sonreír.

martes, 2 de marzo de 2010

Por qué

Por qué, dijiste mientras sostenías la rosa en tus manos pétreas y maravillosas, Por qué me das una rosa, vuelves a repetir mientras mi corazón se acelera, se siente inútil al no poder funcionar como está acostumbrado, no sabe lo que está pasando, no sabe que al menor roce, a la mínima palabra tuya todo su mecanismo se comienza a alterar.

Y heme ahí, viéndote a los ojos, a tus largas pestañas, a tu dulce mirar, heme ahí parado frente a ti sin saber qué decir, sin saber cómo actuar, heme ahí, sabiendo que las próximas palabras serán fundamentales, pero no sé qué decir, no sé ni cómo comenzar.

Te tomo de la mano, lentamente entrelazamos nuestros dedos, algo dentro de mí, me dice que eres tú, no sé explicarlo, no sé ponerlo en palabras, no puedo. Una sonrisa, pequeña pero visible aparece, quizá no te das cuenta de que lo mucho que puedo pensar en tan poco tiempo, pero la realidad es que mi mente vuela cuando estoy contigo.

El tiempo también está volando, se va con mis pensamientos, con mis ideas, con mis ilusiones, se va para no volver.

Por el momento las estrellas son nuestro techo, nuestro paisaje, la noche entera, pero estamos juntos, con los ojos como vidrios, los míos sobre los tuyos, los tuyos sobre los míos, te abrazo como si quisiera retenerte para toda la vida, siento tus manos frías y un escalofrío recorre mi cuerpo, Creo que me gustas, es irónico lo sé, pero es la verdad.

Por qué, vuelves a repetir, pero ya no sé qué más responder, te sonrío, lo único que hago es limitarme a sonreír.

image

Nuevo viaje

Si me llegaran a preguntar por qué estoy escribiendo esto, probablemente no sabría qué respuesta dar, simplemente las ganas de escribir han llegado, he tomado una pluma y alguna hoja para poder dar libertad a las ideas que ahora están iluminando mi cabeza. Hoy, dejo de escribir la vida que veo a mis alrededores para expresar lo que siento, para llevar un recuento de lo que veo que son nuestras vidas. Para dejar en unas cuantas palabras lo maravillosa que has hecho mi vida al aparecer en ella, para demostrar que lo que se avecina son tiempos llenos de amor.

Ahora empieza un nuevo viaje, estoy listo y sobretodo emocionado.

martes, 23 de febrero de 2010

Nada, libre, todo.

Me asomo por la ventana para ver el cielo y pienso en ti. Nada tiene sentido ahora. Tal vez nunca lo tuvo, sólo que antes no me había dado cuenta.

Mi mundo no es el mismo desde que tú estás en él. Me has cambiado. Estoy bastante seguro que te he cambiado y es hermoso. Lo que tú y yo tenemos es hermoso. Me llena.

Me llena de aire, tanto que se me olvida respirar. Sólo puedo sentirte a ti. El sonido del viento, la brisa que acaricia, todo eres tú. En todas partes, a todas horas, estás tú.

No sabes lo que realmente eres. Es decir, te veo y tiemblo. Más tú ni si quiera te das cuenta. Eso es lo que te hace a ti ser tú, quizá. Siempre he querido saber lo que te hace a ti ser tú. Eso que sale de ti.

Eres exactamente la imagen de todo lo que se necesita para que yo me pierda. Yo, que siempre tuve un corazón inexperto, un corazón cobarde, mas no uno frío. Mi corazón nunca ha sido frío, a pesar de lo que digan los demás. Pero eso tú ya lo sabes. No necesitas que te lo explique porque lo ves. Ves en mí toda la persona que soy, la que nadie ve, la que nadie parece tomarse el tiempo para conocer, la que no vale la pena.

Sin embargo tú la ves como una persona que lo vale. Es irónico, porque yo sé que no es así, mas no te voy a mentir, significa el mundo que tú creas que valgo tantas cosas, que me des una importancia que estoy seguro nunca he merecido.

Te quiero, te lo prometo. Perdóname por todo lo que te he hecho pasar, por todas las inseguridades que te han tocado cargar. Hubiera dado lo que sea por ser la persona que mereces. Por ser quien debía ser.

Pero te quiero.

¿Cuenta eso de algo?

Te quiero con cada inseguridad en mí y cada fibra de mi cuerpo. Cada momento, mientras respiro, todo esto a lo que se le llama realidad, todo, que es nada. Mi vida, mi cuerpo, mi voluntad. Este momento, este instante, mientras tú duermes y yo te observo en mi mente, te estoy amando y es nada. ¿Lo sientes? Es inquebrantable.

Pero me cuesta. A ésta alma llena de sentimientos incompletos encerrados en un cuerpo, le cuesta ver las cosas. A éste ser que no es nada más que una simple máquina de movimientos, le cuesta la vida.

A veces es demasiado. El mundo debería ser diferente. Yo debería ser diferente. Si pudiera escapar, saldría de mi cuerpo y liberaría mi alma para poder ver la tuya. Esa alma perfecta con cada imperfección, el reflejo de lo que ves. ¿Es acaso un defecto si yo lo veo perfecto?

No lo creo.

Ahora lo siento todo tan claro. La nada. Ella que no tiene complejidades, que no necesita saber cómo, de qué o por qué. La nada en mí que sólo ama porque no conoce nada más. Nada es real, nada es relevante, más que este amor que me llena. Este amor tan puro que me lava de todas estas irrealidades y me deja flotar. Floto solo. Floto contigo y junto a ti.

Y caigo.

Más y más.

Caigo.

Caigo en el abismo que existe entre estar y ser, entre amar y vivir.

Quisiera arrancarme el cuerpo, quisiera liberarme de las cadenas y sólo quedarme con esta nada. Entonces levitaría a otro mundo. Uno donde las palabras no serían necesarias, ni los gestos, ni la presencia misma. Sería sólo amor por dentro y no habría nada más perfecto.

No hay nada más perfecto que sentir cuando está libre de egos.

¿Qué es el ego?

Todo lo que me mantiene lejos de ti.

Quiero saltar, de verdad quiero saltar. Quiero saber cómo es la caída. Tal vez es rápida, tal vez es lenta, tal vez es perfecta.

¿Te gustaría alcanzar la perfección conmigo?

¿Te gustaría compartir tu esencia?

Compártela conmigo. Dame vida. Enciende el fuego de las almas. Revienta la burbuja y conviértete en algo aún más perfecto de lo que eres ahora. En algo libre. Conviértete en nada conmigo.

Seamos nada.

La nada dura para siempre.

Tú y yo. Nada por siempre. Todo por siempre.

Nada.

Libre.

Todo.

Por siempre. Sobre todo, por siempre.

Recuérdalo mientras cierras los ojos cada noche, cuando creas que el mundo es cruel, cuando pierdas la fe. Piensa en mí. Piensa en cuánto te amo. Te estaré amando desde donde esté.

Tú y yo para siempre.

Seremos nada y no existe mayor prueba de amor.

Nada.

Nada a cambio de nada.

Simplemente nada.

jueves, 18 de febrero de 2010

Infinito

Pero, acaso no te das cuenta de que por ti, iría hasta donde termina el infinito, no puedo demostrarlo en este momento, las palabras son así de limitantes, tú anda y vete con él que poco le durará lo mucho que te quiere. Así es el amor efímero de las personas, lo demuestran tan fervientemente que pareciera que la vida misma depende de ello, pero las cosas se terminan por sí solas, razónalo un momento, pero te has dado cuenta de que el amor nace y se destruye de la misma cosa, la costumbre es traicionera.

image

Veme a mí que estoy derrochando amor por ti sin importar el tiempo que hayamos pasado juntos, velo a él que te quiere, notas la diferencia, me siento un tonto al decirte que deberías salir con él para demostrarte que lo que estoy diciendo es la verdad, alguien más llegará a derramar las críticas del pueblo, así funciona la sociedad, unos hacen, y todos critican, pero que me digan lo que quieran, o que no me digan nada, pero cuando cuando uno llega a amar a alguien de la manera en que yo te amo, las críticas se resbalan, llegará un punto en que ni las notaré, habrán quedado olvidadas, pero mi amor por ti no se rige por las mismas reglas de la física, o de la química, mi cariño, mi dulzura, se quedará, porque lo que siento por ti, no tiene tiempo, no tiene limitantes. Haz feliz al mundo, demuéstrales lo que quieras demostrarles, es triste que la experiencia llegué justo después de que la necesitas. Porque pronto te darás cuenta de que lo que hago no lo hago porque no me importes, ni por darte la razón, lo hago porque yo ya hice lo que tenía que hacer, porque la realidad del asunto es que nuestra historia no termina, hasta que lleguemos al infinito.

lunes, 15 de febrero de 2010

Olvidar

Recordaré algunos días, quizá nunca pueda olvidarlos;  olvidaré quizá los problemas y las tragedias, pasaré mil y un montañas aprendiendo de los errores, dejaré mis risas, y alguna que otra lágrima en el camino hacia adelante, pasarán una infinidad de cosas por mi vida, pero jamás olvidaré el día en que volví a platicar contigo.

martes, 9 de febrero de 2010

Palabras

No soy un poeta, simplemente tengo sentimientos que se convierten en palabras como los ríos se convierten en mares. Te tengo a ti sin tenerte, convirtiéndote en la cuna de todos mis deseos, de todas mis palabras, de todo lo que me golpea. 

image

Las palabras fluyen alrededor de ti como la belleza que irradia de tu alma. Si pudiera enamorarte con tan solo palabras, sería el mejor poeta y el más exitoso escritor. Pero las palabras son sólo eso; palabras. Palabras que corren y explotan en mí dentro de ti. Son sólo sentimientos incompletos que mi alma no entiende y no encuentra otra manera de hacerlos fluir. Porque fluyen, pero sólo por ti y ese es el problema, sólo es por ti. Todo es por ti.

Sonrío ahora y es por ti, por esas tres palabras de las que vivo para oír de tu boca. Y caigo. Cada vez que las dices, caigo más y más profundo a las tinieblas de mi mente, de mi amor, de todo aquello que tú ves diferente. Y es hermoso.

Es hermoso amarte, aún sin recibir nada a cambio porque con tan solo mirarte me siento entero. Pero si nos miramos, entonces es diferente porque dura para siempre. Tu mirada y la mía; juntas. Tu mirada y la mía, a través de cada una, a través de mis palabras que no dicen nada acerca de ti, pero todo acerca de quién eres en realidad, de quién eres para mí, y te aseguro, jamás serás mejor de lo que eres ahora en mis ojos.

¿Puedes verte en mi mirada? Eres perfecta. Eres mi completa y perfecta realidad. ¿Te das cuenta? Espero que sí. De verdad espero que sí…

MP, siempre MP

lunes, 11 de enero de 2010

Todo en menos de un minuto

La hora había llegado, siempre llega, pensé, algunas veces se le ocurre llegar antes de lo esperado, otras veces decide regalar unos cuantos minutos más antes de hacerte actuar, pero siempre llega, por lo menos hasta ahora nadie está totalmente seguro de que el tiempo en el que vivimos, haya fallado alguna vez. Los relojes fallan, los aparatos fallan, todo falla, o mejor dicho casi todo el sistema que fue creado por los humanos falla, excepto el tiempo. Toda esta elocuencia que se ha presentado ocurre dentro de la cabeza de Salvador de la Merced, probablemente los próximos minutos se dará cuenta de que irrelevantemente el tiempo ni siquiera existe, pero poco importa, son casi las 6:14 de la mañana y ni siquiera está consciente de que alguien que seguramente será su madre, entrará en cualquier instante y le dirá con un tono casi gutural, Que ni se te pase por la cabeza llegar tarde, a lo que seguramente Salvador comentará, Ni se me ocurrirá porque ya lo había pensado y ni llegaré tarde porque todo llega cuando tienen que llegar, No empieces, es demasiado temprano para que tu labia sea ésa, sabes de antemano con quién estás lidiando, así que déjate silogismos y sal de la cama en este momento.

Salir de la cama con el frío que está haciendo, es para muchos un esfuerzo inimaginable, pero como bien ha podido notar el lector, Salvador no tiene nada de esos muchos. Ha salido de la cama, y está pisando el suelo frío con las plantas de los pies, al momento que comienza a estirar los brazos, mientras los músculos se destensan a causa del colchón viejo que no ha querido cambiar, a pesar de todas las críticas que sus padres han hecho. Es interesante la ferviente estuosidad con la que sale cada mañana de su cama, vamos, pero es imposible dejar de lado que lo que está haciendo es algo inhumano, sabe que la reuma que le ataca, es totalmente causa suya, pero no se culpa, ha sido la decisión que toma todos los días, medita y se pone a pensar si los fumadores, los bebedores, los drogadictos, los corruptos, los buenos y los malos, los abogados, los maestros y finalmente después de una circunlocución al parecer infinita, dice, Si yo mismo soy culpable de las reumas que han ido mermando mi propia vida, qué es lo que hiciste tú, para que creas tan estoicamente que la vicisitud que vives, es tan sólo pasajera.